¿Dónde quedaron estos Líderes?

Hoy reflexionaba en esto. Que pasa si extrapolamos esto a las empresas ¿tenemos a gente que nos “dirige”, que tenga este calibre? La cita que sigue es un fragmento del libro “Esparta y su ley” de Eduardo Velasco. Sustituyamos rey por gerente, directivo, supervisor o lo que se les ocurra. ¿tenemos alguno que se asemeje hoy?

“Cada rey escogía dos representantes suyos ante el oráculo de Delfos. En tiempos de guerra sólo uno de los reyes iba con el Ejército, mientras el otro permanecía gobernando en la ciudad. El rey beligerante tenía la obligación de ser el primero en marchar a la guerra y el último en volver. En combate, además, se situaba en el puesto de mayor riesgo, es decir, en la primera fila del extremo derecho de la falange. Nos explicamos: en la primera fila de la falange (compuesta exclusivamente de oficiales), los escudos formaban una muralla. Como los escudos se empuñaban con el brazo izquierdo y las armas con el derecho, el escudo protegía el lado izquierdo del portador y el derecho del camarada contiguo, y por ello era un gran símbolo de compañerismo, pues la protección del lado derecho dependía del camarada adyacente. Sin embargo, el guerrero que estuviera en el extremo de la derecha carecía del escudo de un compañero que le protegiera su lado derecho, por lo que debía ser especialmente intrépido: era el puesto real.”

Falange Espartana

De tus “superiores” en rango ¿Hay alguno que se queda contigo cuando tienes que quedarte más allá del tiempo que se pensaba?¿Te ha preguntado sobre tu vida? ¿Conoce lo que te motiva, lo que te importa, lo que quieres? ¿Crees que se siente atormentado con las cosas que te atormentan a su equipo? ¿Le interesa saber lo que necesitas para sentirte un poco más feliz, con propósito? ¿Comparte alguno de tus intereses? ¿Es su presencia inspiradora, motivante, tranquilizadora?

Si bien en la empresa probablemente no iremos a la guerra, tenemos nuestras propias luchas. Probablemente uno se siente identificado con esta película, por varias razones. Hay varios elementos comunes a todos, como el alejamiento de las familias, las fechas festivas lejos, largo tiempo trabajando en algo que parece no terminar, la falta de sentido en las tareas asignadas, el aislamiento social, la perdida de compañeros a los que conoces, que te agradan y junto a los que has estado largo tiempo. Si no se parece en algo solo díganmelo.

¿Existe o existió ese tipo que dirige que sabes que esta con su equipo si fracasa o si triunfa? Si bien las condiciones que forjaron a las grandes naciones han desaparecido ¿Impide eso acaso que retomemos aquellas cosas que necesitaremos siempre? ¿Tenemos que matar al pasado o ignorarlo? ¿Tenia razón Ortega y Gasset en su apreciación sobre el hombre del presente, que fue en su tiempo el hombre de futuro? ¿Porque y como matamos en el hombre moderno esas cosas que hacia al hombre antiguo alguien de valor?

Voy a terminar este artículo con una cita de “El Arte de la Guerra”

“Y por esto el general que no busca la gloria personal cuando avanza, ni se preocupa por evitar el castigo cuando retrocede, sino que su único propósito es proteger a la población y promover las mejores causas de su soberano, es la joya preciosa del Estado… pocos se encuentran de este temple”

En este artículo no he pretendido llegar a conclusión alguna, solo plantear las preguntas que yo mismo me he hecho y algunos fragmentos de cosas que he recordado cuando me pregunto estas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s