La música es parte de nuestra vida

brain musicSi no todos tenemos los mismos gustos, ¿qué hace que la música sea tan universal? En lo personal me gusta mucho la música mientras trabajo; pero nunca había entendido porqué. Encontré varios estudios interesantes sobre este tema y otros relacionados con la música. Así que en este artículo haré algo de “Bricolage” utilizando la información que recopile y veré si podemos darle un toque personal.

La escuchamos en casa, durante el viaje en el autobús o bien mientras conducimos nuestro coche. Esta presente en el cine, la disco, el parques de juegos y centros comerciales. Nos vemos expuestos a ella cuando vamos al supermercado, tiendas, restaurantes, salas de belleza, hoteles y una larga lista de comercios. También solemos escuchar música mientras trabajamos, descansamos y hacemos algo de ejercicio.

La música “tiene la capacidad de mejorar la concentración mental, la memoria y el aprendizaje, la intuición y la creatividad“. También aumenta la productividad, mejora el rendimiento y facilita la concentración. En el cine la música ayuda a implicar emocionalmente al espectador, acentuar el sentimiento en una escena, expresar elementos psicológicos de los personajes, incluso crear el ambiente de la obra. Sin duda alguna “la música es parte de nosotros” ¿de que forma nos vemos influenciados por ella y porqué?.

La música, el Cerebro y la salud

Los sonidos de nuestro entorno porque ellos están produciendo químicos en nuestro cerebro que pueden crear caos o armonía que ayude a mantener el equilibrio de nuestra mente y cuerpo. De ahí que la música no sea solo un gran negocio y diversión, un poderoso instrumento de apoyo pedagógico y laboral, sino ademas un catalizador de la mutación psicosensorial en los seres humanos. La música está compuesta por compases y pulsos que alteran tus ondas cerebrales en frecuencias específicas. Escuchar la música adecuada durante alguna actividad que realicemos puede ayudar un mejor funcionamiento del cerebro. Primero conozcamos las ondas cerebrales y los estados de conciencia con los que están relacionadas.

musicaCuando nos relajamos, nuestras mentes literalmente se vuelven más lentas, algo que es fácil de comprobar porque no pasamos de una idea a otra con tanta rapidez. La música continua que contiene un ritmo de aproximadamente un compás por segundo, produce una mayor emisión de ondas cerebrales Alfa. En la práctica se ha descubierto que la música barroca que cumple ese requisito más que cualquier otra. Es muy apropiada para estudiar, si se escucha a volumen bajo. La mayor emisión de ondas Alfa favorece la concentración, atención, relajación, memoria, aprendizaje, creatividad y meditación.

Lo que sucede habitualmente es que, cuando se estudia y permanecemos sentados o quietos, el cerebro disminuye su actividad (los niveles de emisión beta descienden) y caemos en lo que denominamos “el despiste” o la des-concentración, que en muchas ocasiones viene acompañado de un ligero sueño o sensación de cansancio.

Otros beneficios destacados por la psicóloga son:

  • Reducción del estrés
  • Fortalecimiento de la vitalidad y del sistema nervioso
  • Maduración de la comunicación personal e interpersonal
  • Fomento de la apertura emocional

La música es única, ya que activa un amplio conjunto de neuronas a través del cuerpo calloso. Esto crea un estado de armonía entre los dos hemisferios. Las melodías no verbales de música estimulan el cerebro derecho, mientras que el canto estimula el centro del lenguaje en el hemisferio izquierdo. La música y la emoción comparten la misma región cerebral, el cortex prefrontal. Escuchar o interpretar música puede ayudar “a liberar al torrente sanguíneo adrenalina o endorfinas generando diferentes estados interiores que se traducen al exterior como tensión y miedo, o bienestar y relax”. Ahora bien, ¿como podemos utilizar de forma provechoza todo esto que se sabe sobre la música y sus efectos en nosotros?

Música ¿para qué, si estoy trabajando?

La música nos inspira, nos transmite energía y nos ayuda a concentrarnos. Nos ayuda a coordinarnos, como en los musicales donde todos parecen ir todos al unísono con la música de forma tan espontanea. Un estudio que se llevó a cabo en un banco británico demostró que, al escuchar música animada, el rendimiento de los trabajadores era un 12,5% superior que cuando no la escuchaban. Pero no sólo la productividad se mejora, los sonidos melódicos ayudan a motivar la secreción de dopamina en el área de recompensas del cerebro, lo que traduce en mejorar el humor, la autoestima, la predisposición.

Diferentes estudios han demostrado los beneficios de la música clásica barroca, el rock, la música electrónica o la música ambiental por encima de otros tipos de música. La música clásica contiene todos los elementos necesarios para ser una candidata ideal; los ritmos, los distintos registros de los instrumentos, la ausencia de letras vocales. Escuchar este tipo de música entre 15 y 30 minutos suelen ser suficientes para alcanzar una mejor concentración.

 

 

Es obvio que cada persona tiene preferencias musicales particulares y mientras algunos sentirán aversión o indiferencia por ciertas música otros se regocijan o deprimen por causa de la misma. Algo cierto es que determinados ritmos son más adecuados para determinadas tareas, ¿A quien se le ocurriría hacer dormir al bebe escuchando música Heavy? (bueno… si tengo un par de amigos que lo hacen). Tampoco parece muy lógico utilizar una música con adornos vocales para ganar concentración, ya que el subconsciente humano tiene a desviar su atención y procesar las palabras que oye a su alrededor. Pero no todo en esta vida requiere concentración ¿qué hay de las ocasiones en que lo que necesitamos es simplemente desconectarnos un rato? Esta infografía puede darnos una guía de los géneros musicales más acordes con cada tarea, para que podamos crear las mejores selecciones musicales para cada momento nuestro día.

 

QUÉ MÚSICA DEBES ESCUCHAR EN EL TRABAJO

 

Personalmente los mejores resultados han surgido cuando alterno en proporción adecuada relajación y atención. Combinando música que me relaje y que me haga entrar en estado de alerta de nuevo. La música Trance o combinaciones de música Electrónica con Clásica son mis selecciones favoritas mientras trabajo o estudio. Mientras conduzco suelo entrar en estado de tensión y alerta, en estas ocasiones una selección de los Nocturnos de Chopin interpretados por Artur Rubinstein. Para iniciar el día uno de mis discos favoritos es “Lounge Café Latte”. Para finalizar les dejo algunas de mis listas favoritas y enlaces a lo artículos que utilice mientras redactaba este.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s